RIVISMO. Conceptos y Obras. Arte del s. XXI

Escrito por ramonrivas 19-02-2010 en General. Comentarios (2)

 

Pinceladas experienciales

 Arte contemporáneo pedagógico para todos

 

Artista plástico: Ramón Rivas

 

 

 

 

 

El autor:

 

Nacido en Ciudad Real, realizó sus estudios en Madrid. Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid. Magíster en Dirección y Administración del Deporte por el Instituto Olímpico Universitario (COE y Universidad Complutense de Madrid). Entrenador Nacional de Tenis, y creador de un Disco-Tenis pedagógico, y que se encuentra en los Museos de Tenis de Wimbledon y Roland Garros. Diplomado europeo de Planificación Estratégica (Aesplan). Diplomado en Diseño Gráfico, Producción Publicitaria y Diseño de Páginas Web Profesionales.

Ha realizado trabajos de gestión en empresas públicas y privadas, trabajos de publicidad, organización de grandes eventos; Copa Davis, Copa Federación,..etc. En cuanto a su actividad creativa, a parte de inventor, es creador del Rivismo, una forma innovadora de expresar en el mundo del arte y, entre otros, en el mundo de la pintura. Su obra está siendo presentada desde el 2005, en Exposiciones y Certámenes Nacionales e Internacionales de Pintura.

 

CONCEPTOS SOBRE SU OBRA

 

Presenta un modo especial de expresar formas, elementos, historias, figuras, composiciones,..etc., en un escenario construido, -preferentemente-, por unas pinceladas que no corresponden a materia pictórica, sino que, en cada una de ellas, aparecen experiencias vividas por; materiales, materia orgánica e inorgánica, dispositivos, elementos, expresiones matemáticas, físicas, informáticas, energéticas,..etc., que llenan molecularmente el espacio del cuadro.

 

Pinceladas que tratan de establecer equilibrio e igualdad  entre lo débil y lo fuerte. Protagonistas materiales, que aunque son testigos mudos de sus experiencias y de las vividas junto a las personas, cobran voz en las obras en las que participan.

 

Miles de experiencias y conceptos, que cargan a la obra de un significado y de una energía especial que tratan de provocar ante la observación; recuerdos, vivencias, sentimientos, asociaciones, inquietud, misterio, emoción, sorpresa, alegría,..etc. Todo este contenido molecular y energético, se transfiere en diversos soportes; lienzo, madera, acero, hierro, aluminio, tela, papel, piedra, plástico, vídeo,.., entre otros.

 

De esta manera, nos introducimos en una nueva forma de expresión artística, -plástica, colorista y creativa-, cuyos conceptos específicos, constituyen la filosofía de la obra de Ramón Rivas Nieto y que ha dado lugar al nacimiento del Rivismo.

Este nuevo modelo plástico-artístico, que de manera patente, viene influenciado por las experiencias multiprofesionales, laborales y sociales del autor, y por la observación selectiva de la vida, de los materiales, de la materia orgánica, y de los flujos inter-relacionales que se originan entre todos ellos. En definitiva, una obra que resulta muy pedagógica y que está dirigida a todos los ciudadanos.

 

 

 

 

DE TRAZOS Y PINCELADAS PICTÓRICAS A EXPERIENCIAS

 

En obras construidas con materiales convencionales, como pintura al óleo, acrílica, acuarela, resinas y otras similares, las pinceladas y trazos, aplicados con pinceles, espátulas,..etc., se desarrollan con la materia que aportan los colores y que son extraídos de los botes, tubos u otros contenedores. Con esta materia inerte, el artista, sólo puede aplicar su hacer artístico para desarrollar formas, colores, figuras, composiciones,..etc., a base de aplicar pintura, de personalizar sus pinceladas, sus colores, composiciones y temas.

Bajo este análisis, la materia pictórica aplicada, en sí misma, no aporta más experiencia que la que tengan sus componentes químicos y sus distintos aditivos.

En mi obra, las pinceladas, trazos, manchas,.., no se aplican con las herramientas clásicas, ya que, la materia pictórica la sustituyo preferentemente por experiencias en materiales y sus propias vivencias, aunque no descarto la aplicación directa de materiales. Este concepto, que deja con menos protagonismo a la materia pictórica, hace que las experiencias vividas por materiales, materia orgánica e inorgánica, dispositivos, elementos, objetos,..etc., sean integradas en cada pincelada a través de la tecnología digital. De esta forma, se incorporan a la composición muchos testigos de muchas cosas. Testigos que a pesar de no tener alma, han asistido,-como convidados de piedra-, a muchas escenas y muchas vivencias, en las que el hombre sí ha manifestado sus sentimientos, su presencia y su alma.

Una zona de una chapa oxidada, un elementos de un automóvil que ha sufrido un accidente, una parte de un motor, accesorios industriales, piedras, maderas,..etc., se incorporan a la materia de la obra aportando todas las experiencias y vivencias sufridas por dichos elementos. El óxido de la chapa, refleja el testimonio del tiempo, las condiciones atmosféricas y de conservación adversas, y la fatiga y desgaste sufrida por este material.

Un elemento de un automóvil siniestrado,-por ejemplo una puerta aplastada-, aporta experiencias sobre el tiempo del vehículo, vivencias de las personas que lo han cuidado y/o accidentado, de los restos ajenos que se quedan adheridos a dicha puerta tras el choque o vuelco, como pueden ser; materiales del terreno, tierra, polvo, asfalto, hierba, piedras,..etc., materiales adheridos de otro vehículo, pintura, grasa,..etc.

Una parte de un motor, por ejemplo un carburador, reflejan también la época del vehículo, su potencia, su tecnología, su conservación y sobre todo aporta el sentimiento percibido de ser el corazón del automóvil, que ha latido y sigue latiendo tantas y tantas veces mientras nos trasladamos.

Materia orgánica, como la utilizada en alimentación, los dulces por ejemplo, despiertan los sentidos y reviven sentimientos de quienes observan composiciones en las que conviven estos alimentos junto a materiales o elementos utilizados en las pinceladas digitales. En piedras, maderas, y otros elementos se aglutinan sentimientos propios del elemento en sí, en su relación con el hombre.

La superposición de pinceladas experienciales digitales, aportan a la composición, mucha información y muchas experiencias vividas, tanto por los elementos materiales utilizados, como por las personas que tienen relación con ellos, impregnando a la obra de una fuente energética tal, que provoca y trasmite,-como ya se ha comentado-, en las miradas del observador; reflexión, recuerdos, vivencias, adivinación, emoción, sorpresa, misterio, alegría y otras sensaciones positivas. (Obras: (Puntadas sin hilo y Atrapamiento experiencial).

Plasticidad, colorido y creatividad, son características presentes en toda la obra.

 

 

 

DE UNA PARTE AL TODO

 

Siguiendo con el ejemplo del motor de automóvil, una parte del mismo, por ejemplo; la zona en donde se encuentran los cilindros y la salida de colectores, pueden pasar de ser una parte del todo del motor, a ser un todo en sí mismo. Es decir, que estos elementos que solos no tienen vida propia, se autotransforman digitalmente para constituir un todo. De hecho, estos elementos que son parte de un vehículo de automoción, se transforman visualmente en otro vehículo completo. También, esta trasformación puede realizarse con partes de un elemento que se autotransforman  en una cara, cuyos ojos son incluso el propio todo. Una cara que aunque es material, trasmite sensaciones como si fuera humana. (Obras: Aliados del tiempo, Juguemos en Paz y Magnetismo manchego).

 

 

DEL TODO A UNA PARTE

 

Esta forma de utilizar partes experienciales, de la parte al todo, tiene también en mi obra una utilización en el sentido inverso. Todas las experiencias integradas en una composición y que constituyen un todo, pueden constituir también una parte que contribuya a ser una parte dentro del mismo todo. Ejemplo, en una composición acabada, aparecen pinceladas experienciales digitales que representan parte o el conjunto completo de esta misma composición. (Obra: Flash de una quimera).

 

 

REPETICION DE PINCELADAS EN DISTINTAS COMPOSICIONES

 

En formas clásicas, un artista mantiene su personalidad –su sello- en sus pinceladas, por lo que es normal que se puedan identificar pinceladas, trazos, composiciones en distintas obras del mismo autor. En nuestro caso, las pinceladas digitales experienciales, también pueden repetirse en un cuadro, e incluso, aparecer esas mismas, en otros. Esto es lógico, porque, si en el sistema clásico, una pincelada con color blanco, se aplica en varias zonas de la obra y en otras obras distintas, las pinceladas digitales experienciales, pueden aparecer,-total o parcialmente-, repetidas en una obra- lo que amplificará el movimiento interior-, y  también en otras.

También, un elemento principal de la obra puede intervenir como patrón y crear fondos que sirven para rellenar elementos, figuras, fondos, o determinadas zonas de la composición. (Obras: Caprichos del equilibrio y el Rayo).

 

 

TAMAÑO Y APLICACIÓN DE LAS PINCELADAS

 

En cuanto al tamaño de las pinceladas, puede ser lo suficientemente grande como para ocupar con una sola pincelada digital, una figura, un elemento o incluso una composición completa. También, una pincelada puede ser la combinación de varias. Al estar compuesto un cuadro de múltiples y diversas pinceladas, el tamaño del mismo se optimiza en formato grande, de esta forma integramos el espacio del cuadro en el mundo físico de manera instantánea y lo hacemos paseable y sin la necesidad de utilizar medios ópticos para mirar y recorrer minuciosamente todo el espacio. (Obras: Energía láctea y Puntadas sin hilo).

Estas pinceladas se aplican de forma directa sobre los soportes, aunque también se pueden aplicar, en posición invertida o espejo, por detrás de materiales transparentes

 

 

UNION ENTRE PINCELADAS, FORMAS Y ELEMENTOS

 

En general, las pinceladas experienciales, se unen unas con otras en un acoplamiento tenue como invitando a compartir las vivencias que conllevan las mismas.

También, se pueden establecer clases de agrupamientos; pincelada-pincelada, pincelada-elemento, elemento-elemento, elemento-forma, forma-forma,..etc. Estos agrupamientos pueden estar unidos mediante elementos de unión existentes en el campo industrial, como pueden ser; tornillos, remaches, clavos, cremalleras, anillas, cuerdas, correas, aire,..etc. De esta forma, estas agrupaciones se unen como si se tratara de coser dos piezas de tela mediante hilo, unir dos chapas de hierro con remaches o soldaduras, unir dos tablas con clavos o grapas,..etc. Por lo que todos los elementos que unen; tornillos, clavos, cremallera,..etc., definen los límites de las distintas partes del mapa que representa la composición. Esta forma de unir, puede utilizarse como vehículo para disolver las distintas tensiones entre elementos y asegurar sinergias experienciales y sensoriales. (Obras: Pinceladas experienciales sobre Cervantes y Complicidades).

Hasta ahora, nos estamos refiriendo a composiciones de un solo elemento, o sea, que es un solo lienzo, una sola tabla,..etc., pero también es posible que la obra esté compuesta por varias partes independientes, interrelacionadas o no, y que mediante un sistema de costura,-plásticos, chapa, tornillos, remaches, cuerdas,..etc.,- permite la unión de todos los elementos, trasmitiendo flujos de energía, seguridad y sobre todo equilibrio entre las pinceladas experienciales individuales y todas las partes de la obra.

También, se pueden realizar estas uniones entre cuadros, esculturas, instalaciones,..etc., que componen en conjunto una unidad expresiva, y que se puede manifestar en parejas, tríos,..etc., como; lienzo-escultura, lienzo-instalación, escultura-instalación, lienzo-escultura-instalación, y otras combinaciones con repetición de elementos.

Con estas soluciones, las sinergias experienciales y sensoriales se hacen más ricas.

 

 

 

PINCELADAS EXPERIENCIALES EN LAS SILUETAS

 

Las siluetas de las formas y sobre todo de las figuras, toman un carácter vital al sustituirse el trazo o límite natural de estos elementos, por pinceladas digitales experienciales. Por este proceso, la forma, la figura,..etc., absorben intensamente la inyección de las experiencias, vivencias compartidas y sensaciones que estas pinceladas llevan. En alguna de mis obras, aparecen siluetas experienciales. En una de ellas, -Energía láctea -, la legendaria herramienta,-llave inglesa-, define el contorno de una especie de dragón mecánico, dando a la composición consistencia y trasmitiendo los valores, recuerdos compartidos, y añoranzas con el uso que esta herramienta provoca.

 

 

ELEMENTOS ABSTRACTOS Y CONCEPTUALES

 

Hasta ahora, hemos hablado de elementos materiales, dentro de la concepción de pinceladas digitales experienciales. No obstante, los elementos/conceptos abstractos, también ocupan un papel muy importante en mi obra. Ecuaciones de la energía, teoría de la relatividad, ecuaciones, límites, integrales, series de Fourier, series de Fibonacci, números primos,..etc., aparecen con sus signos identificativos correspondientes y con aplicación del contenido de sus teorías, teoremas, expresiones,..etc. De hecho, en la aplicación de la serie de Fibonacci en las obras, -Círculos en Phi y Razón áurea)-, la composición espacial, está limitada al contenido matemático, a la hora de aplicar proporciones, en la distribución de los elementos que participan en dicha composición.

Todos estos signos y expresiones, que pertenecen a distintos campos; matemático, físico, energético, electrónico, informático,..etc., son como huellas que se repiten a lo largo de mis obras. (Obra: Límites binarios)

Con referencia a los números primos, tanto la utilidad, como las propiedades de estos números, aparecen reflejadas en mis obras, como pinceladas experienciales y como integrantes de la composición final (Obra: La Espiral de los Números Primos).

 

 

TEXTURAS, COLORES Y LUCES

 

Tanto el color como la textura, pertenecen a los elementos originales que intervienen en la creación de la pincelada digital experiencial. Si utilizo como pincelada una zona de las brasas de una chimenea, los colores y texturas del fuego, de las cenizas, maderas incandescentes,..etc., serán los que en ese momento se manifiesten y que se corresponden con una experiencia vital; una reunión familiar o de amigos, unas maderas para encender y dar calor, y que identifican, normalmente, la flora de una  zona geográfica en cuestión. Ésas brasas, son testigos mudos de ese acontecimiento, cuya energía, calor, color y espíritu positivo, incorporo a mi obra en cada pincelada.

Cuando utilizo elementos de hierro oxidados, y con pintura desgatada,-como es el caso de una máquina para apilar palés-, trato de incorporar al cuadro, sentimientos que expresan el duro trabajo de esta máquina, que frente a viento y marea, resiste repitiendo una y otra vez sus movimientos sin manifestar ningún desagravio mecánico y siempre en compañía humana.

En cuanto a las luces y sombras, se toman las que tengan los elementos en su estado original, respetando también su aspecto de profundidad. Su incorporación como pinceladas digitales experienciales, no tiene por qué perder sus sombras y luces originales, por lo que puede ocurrir que no queden integradas con la luz general de la obra. (Obras: Caprichos del equilibrio y Atrapamiento experiencia).

 

 

 

ELEMENTOS MATERIALES EN SIMBIOSIS CON LOS QUE SON  CONCEPTUALES

 

Los elementos materiales que se incorporan digitalmente, pueden compartir sus experiencias con elementos conceptuales. Por lo que es posible, que aparezcan brasas en simbiosis con una ecuación física, por ejemplo; brasas + ecuación de la relatividad de Einstein. También es posible, que el concepto de una ecuación matemática actúe en simbiosis con los signos de su expresión y otros elementos materiales. (Obra: El Comunicador,). Otras obras: Límites binarios y El sumatorio).

 

 

 

MARCOS Y LÍMITES EN LA OBRA

 

El límite físico del cuadro no acaba en el bastidor del mismo. La composición, continúa en la mente del observador-, fuera de los límites, y en los casos en los que aparecen marcos, éstos, aparecen pincelados con experiencias digitales que dan de nuevo a la composición, límites fuera de sus medidas físicas. (Obra: Sinfonía para la propulsión híbrida I).

 

 

 

 

 

MATERIALES EMPLEADOS

 

En cuanto a soportes, se utilizan; el lienzo, papel, madera, plásticos, resina, hierro, aluminio, cobre,..etc. Respecto a los materiales aplicados en la composición, preferentemente, se utiliza la impresión digital piezoeléctrica con tintas solventes a ocho colores, sin descartar los materiales clásicos; acrílicos, óleo, acuarela, resinas y otros. También, y dentro del soporte digital aplicado en Montajes e Instalaciones, se pueden utilizar; audio, televisión, vídeo, DVD, Internet,..etc.

 

 

MATERIALES TRANSLÚCIDOS

 

La energía almacenada en una parte de la obra o en la totalidad de la misma, puede ser protegida o retenida mediante la utilización de materiales translúcidos. Con este procedimiento mantenemos viva la energía en el interior de la obra sin dispersarse fuera de los límites del cuadro. Las pinceladas digitales experienciales, quedan integradas en el interior de un espacio-su hábitat- constituido por el bastidor, el soporte de aplicación de dichas pinceladas y el material translúcido, Dentro de este espacio tridimensional, vive la energía anteriormente reseñada. De igual forma, este espacio puede ser formado por una caja de luz, pantallas de plasma o similares. (Obra: Uniones dentadas).

 

 

ELEMENTOS CONTRAPUESTOS. DEBILIDAD-FORTALEZA.  SU IGUALDAD  Y EQUILIBRIO

 

En mi obra también trato de una forma metafórica el concepto de la igualdad. Aparecen elementos débiles, como pueden ser burbujas o pompas de jabón, hilos, cuerdas, dulces, huevos fritos,..etc. que a pesar de su fragilidad y su debilidad protegen a elementos fuertes, como pueden ser el hierro, el acero, ruedas dentada, hormigón,..etc. Burbujas que protegen a chapas de hierro o hilos que reparan grietas de una chapa de acero Corten. Incluso entre dos elementos débiles, el menos débil protege al que lo es más. Por ejemplo, una pompa de jabón protege a un ojo.

Lo débil al mismo nivel que lo fuerte, la igualdad y el equilibrio protagonistas entre las pinceladas experienciales de mis obras. (Obras: Complicidades,  Mutación orgánica y Piel de burbujas).

 

 

UNA NUEVA FORMA DE EXPRESIÓN ARTÍSTICA

 

Tras estas líneas, queda resumida  de una forma simplificada, mi aportación en el mundo del arte, y concretamente, al arte del siglo XXI. La incorporación del concepto “pincelada  experiencial”, rompe con los cánones clásicos utilizados en pintura y en todas sus tendencias, para abrir un amplio abanico de posibilidades al incorporar molecularmente al cuadro, elementos solitarios o combinados, figuras, composiciones,..etc., que sustituyen la pincelada material clásica por la pincelada experiencial.

Vivencias, sentimientos, testimonios, recuerdos, sueños, misterio,..etc., se incorporan a la obra y al propio observador, con la intención de compartir este paraíso intenso de sentimientos y sensaciones, y reavivar los sentidos.

A todo esto, que es parte de mí, y utilizando mi primer apellido, lo incorporo al mundo artístico, – pintura, escultura, moda, diseño gráfico y digital,..etc. -, con la denominación de, rivismo.