El Blog del RIVISMO. Las Pinceladas Experienciales en el Arte Contemporáneo del siglo XXI.

General

El Rivismo explicado por el protagonista de su Obra. Flash de una Quimera

Escrito por ramonrivas 12-05-2012 en General. Comentarios (0)

 

En esta obra del Rivismo, Flash de una Quimera, su protagonista hace las funciones de Profesor

 

Una forma de entender la Filosofía y los Conceptos del Rivismo, es hacer que los elementos que intervienen en la obra, cuenten sus experiencias y su propia vida. La Obra, Flash de una Quimera, Ramón Rivas 2008, se presta a este juego y nombra a su protagonista, comisario de exposición y narrador para que trasmita al lector y consecuentemente al observador, los entresijos de la obra.

 

Orbitaba tranquilamente, cuando ráfagas de materiales comenzaron a masajear mi entrecejo. Globos portadores de sonidos, revoloteaban a mi alrededor y trataban de hacer lo mismo que yo, mantener intactos sus encantos frente a los caóticos pobladores materiales del espacio intergaláctico. Esta es mi casa, la de aquí, la misma de ET cuando no estaba allí. Por cierto,-según dicen-, en continua expansión.

Difícil de sobrevivir, pero dentro de este caótico Caos, el azar ha estado conmigo. Los globos sónicos son como bibliotecas parlantes. Guardan sonidos en su interior, son la historia volante.

Uno de ellos chocó con una pieza de alguna nave desintegrada. El sonido salió. Pero era información recitada, como si de una clase magistral se tratase. Escuché con atención y pude sintetizarla y este fue el resultado:

"Cuando una partícula coincide con su antipartícula, ambas se destruyen y se trasforman en energía. Si el Big Bang, hubiera sido totalmente simétrico, se habría generado el mismo número de partículas y de antipartículas, se destruirían por parejas, se generaría mucha energía, y así, hasta acabar con toda la materia y antimateria. Pero claro, si esto lo has escuchado tú, es porque hubo un desequilibrio entre ambas, ganando la materia. Y de hecho, por cada mil millones de antipartículas se formaron mil millones más una partículas. Así que por cada mil millones de pares partícula-antipartícula que se aniquilaron, quedó una solitaria partícula que uniéndose con otras en similares circunstancias, dieron lugar a los primeros átomos, estrellas, galaxias".

Gracias a todo esto, aquí estoy yo. Bueno. Yo,…y mi circunstancia, expresión que incorporé a mi léxico espacial cuando otro globo aireó pensamientos de un filósofo español José Ortega y Gasset que con mayor precisión dijo: "Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo". Pensamiento que aparece en su obra "Meditaciones del Quijote". Circunstancia que hizo posible que existieran unas ruedas correderas, un muelle, carcasas de algún dispositivo, chapas, cristales, número phi,…etc. Y todo esto, armado en un desorden ordenado ha dado lugar a lo que hoy soy yo.

Pero volviendo al quehacer de cada jornada, paseo, admiro la belleza del Universo y a veces reflexiono, sobre todo cuando observo las rodadas de mis pies. Estas son reales, no son tan profundas como la de aquellos astronautas de plató. Es una lástima que no pueda sacar una foto, pero con las temperaturas tan extremas que hay aquí, los rayos X del Sol y los ultravioletas, inutilizan cualquier cámara. Hecho que comprobé con una cámara de vídeo que se desprendió de uno de dichos globos.

Estoy sólo en el espacio, busco compañía, pero es difícil que partes de elementos que orbitan por el espacio se organicen por azar y formen otro cuerpo similar al mío. Espero con alegría retenida, porque en donde hay tanto caos, es casi imposible encontrar el mismo caos que me formó, pero con carga contraria. Y así, ensamblar lo que sería mi media naranja, pero no la mecánica. Y aquí estaríamos la pareja.

No abandono la idea de tener compañía algún día. De hecho, rescaté de uno de los globos que se estrelló, un recipiente lleno de vino tinto y dos copas. Aquí las tengo para cuando llegue el momento. También conseguí un baúl en donde guardo cartas e información que descargan los globos. De hecho, algunas provienen de la Tierra. La que más me ha emocionado es la que escribió Don Quijote de la Mancha a su amor Dulcinea. Él llevaba cuerpo metálico como yo. Eso es buena señal. Sin demora, tengo que escribir una carta.

Dicho lo cual, y por arte de magia, se dispara el flash, se reconstruye el instante, como si de una foto se tratase. Ahora tenemos la impresión de ese instante. Con él, tal cual y su mundo, se transforma en un lienzo y por un sistema modulado de poleas lo transporta hasta el Buzón de Correos Espacial con destino la Tierra.

Quiero que mi sueño llegue a la Tierra. Deseo encontrar una Dulcinea metálica. Y para eso,… ¡qué mejor que hacerme una promoción cósmica! ¡O quizás mejor, un viaje en el tiempo!

Paralelamente a esta historia,-contada por el protagonista de la obra-, se han ido relatando conceptos del Rivismo que aparecen en esta composición pictórica. Conceptos tales como; Las Pinceladas Experienciales, en los elementos que intervienen en el lienzo; hierro, cuerdas, poleas, ruedas, muelles,…etc. Del todo a una Parte; El Todo que es el propio cuadro, participa como una Parte en el mismo cuadro, que es el cuadro en pequeño que envía el protagonista por Correo Espacial a través del sistema de poleas.

Pero, ¿quien transporta esta información? ¿Hay un cartero espacial, o simplemente estamos en un espacio-tiempo multidimensional? Entonces,… ¿la ranura del buzón es un agujero negro, en el que existe un agujero de gusano? Lógicamente así es, con la aplicación conceptual de las Pinceladas n-Dimensionales esto sería posible.

Por el buzón,-su agujero de gusano particular-, el protagonista se traslada a la Casa-Cueva de Medrano (Argamasilla de Alba-Ciudad Real), en donde Miguel de Cervantes, está encarcelado y le pide que escriba un nuevo capítulo en su obra universal en el que cree a su "dulcinea cósmica" y le de la opción de declararse con una poesía llena de sentimiento experiencial. Reúne a las dos parejas y van a celebrarlo a la Venta en donde fue armado caballero. Al final de la jornada, el protagonista invita a Don Quijote a que regrese con él a su parcela cósmica a través de su agujero negro. El Ilustre Caballero acepta y emprende una nueva Batalla. Contar las suyas en el espacio. Mientras orbita, en busca del Teatro del Universo en donde poder relatar sus hazañas, la reciente pareja intercambia sus energías, empatizan experiencialmente, y vacían sus copas en un ritual en donde la gravitación, suelta lastre para que su amor compartido, flote por todo el universo curvo, y se transmita a través de los oscuros túneles; por el pasado, el presente y el futuro. Y todo, en un mismo instante.

 

 

Por cierto, el protagonista, aún no tiene nombre. ¡Pónselo tú! ………………….

 

© Rivismo

 

 

Lea más Artículos del Autor

 

 

Artículos publicados del Autor

 

+ info: http://www.rivismo.com/

El Rivismo a través de Agujeros de Gusano. Pinceladas Experienciales n-Dimensionales

Escrito por ramonrivas 20-04-2012 en General. Comentarios (1)

 

 

Las Pinceladas Experienciales recopilan información en un entorno tridimensional que es el que comprendemos. Si la Teoría de la Relatividad General, diera el salto de la ficción a la realidad; los Agujeros  Negros, los Agujeros de Gusano y demás conceptos relacionados, permitirían al Rivismo crear obras n-dimensionales.

 

En la Teoría de la Relatividad General, Einstein postuló que la presencia de la materia y la energía deforma la tela geométrica del espacio y del tiempo. Percibimos la gravedad como una distorsión del espacio-tiempo producida por la energía normal, energía positiva o masa. Pero cuando la energía negativa o masa, llamada materia exótica, es la que curva el espacio-tiempo todo es posible; desde agujeros negros y agujeros de gusano transitables con la posibilidad de viajar más rápido que la luz,  y hasta las máquinas del tiempo que podrían permitir los viajes al pasado.

Lógicamente, esta teoría  utilizada por escritores y guionista de ciencia-ficción todavía está sin depurar, y el viaje al pasado, tiene pendientes muchas dudas, paradojas y problemas que en algún momento tendrán solución.

Como el objetivo de este trabajo es conocer cómo el Rivismo utilizaría estas teorías en su estado de óptima aplicación, supondremos como hipótesis de partida, que viajar al pasado y regresar al presente es posible, y que saltar al futuro será realizable, -con ciertas reservas-,  por interpolación de los datos históricos disponibles en las distintas dimensiones.

A partir de ahora,  tenemos tres estados para trabajar; el pasado, el presente y un futuro simulado. Sólo queda adaptar el estudio-taller del artista para aprovechar toda esta información.

Las Pinceladas Experienciales son la base del Rivismo. En ellas, la materia pictórica que utiliza el pincel,  es sustituida por; materiales, elementos, objetos,...etc., y se incorporan al cuadro aportando todas sus características y vivencias. Para abastecer a estos pinceles experienciales, será necesario construir una base logística sincronizada, -entre otras-, con la teoría de la relatividad general.

Como el espacio es curvo, podemos doblarlo como si se tratase de una hoja. Ahora tenemos dos hojas muy próximas, que representan dos estados temporales y un agujero de gusano –un tipo hipotético de túnel que conecta una región del espacio-tiempo a la otra, con una entrada y una salida en el agujero de gusano, fuera del agujero negro. Una hoja representa el presente y la otra un periodo inmediatamente anterior o posterior, el tiempo espacial sería cuatridimensional. Generalizando este proceso con “n” capas plegadas en zigzag, como si se tratase de un pastel de hojaldre compactado, creamos una estructura tipo edificio en la que cada hoja equivale a una planta.

Ahora sólo falta comunicar todas las plantas, y esto, lo conseguimos con un ascensor. En nuestro caso, con un agujero de gusano transitable con libre circulación hacia el pasado  y vuelta al presente,  y con inmersiones a un futuro calculado. En cada planta temporal existen unas estanterías, donde se colocan materiales por;  tipo, experiencias, estado de conservación, color,…etc. Una planta, puede almacenar los mismos elementos que otras, pero con más o menos años de existencia, dependiendo si es más pasado,  más presente o más  futuro.

El hipotético almacén con estanterías espacio-temporales situadas en las hojas, está completo y organizado. Sólo se necesita un sistema para identificar, atrapar y transportar cualquier elemento hacia las exigencias del pincel experiencial. La Biblioteca Pudong de Shanghai, lo tiene resuelto. Millones de libros son localizados y puestos al servicio del lector, en tiempo infinitesimal, gracias a tecnologías de última generación.

En nuestro caso, se trata de un dispositivo-masa tipo disco, brazo-robot o rayo-luz específico- que se desplaza sin problemas, a través del agujero de gusano transitable y selecciona elementos situados en cualquiera de las plantas espacio-temporales, que se encuentran tal como eran en el pasado, como son en el presente, y como se prevé que sean en el futuro. Así funciona este supuesto edificio inmerso en un espacio-tiempo multidimensional, dando lugar a la Gran Estantería del Tiempo.

Todo preparado. Nuevos conceptos en línea de salida. El Rivismo en acción. Nuevas paletas experienciales confeccionadas a la carta. Paletas que pueden contener un mismo elemento pero en distintas etapas temporales, por ejemplo; un trozo de viga de la torre Eiffel, cuando se inauguró (1889), otro, 75 años después y por último, en su estado actual.

O también, pinceladas con la evolución temporal de una función o rol. Por ejemplo; Un objeto para afeitar la barba. En cada planta espacio-temporal, aparece el correspondiente a su época: una navaja, una cuchilla, una maquinilla eléctrica o un láser. En este caso, la Pincelada Experiencial, transformada en, n-Dimensional, contiene cuatro elementos o partes de ellos que de un “brochazo”, representa la evolución tecnológica de este objeto tan familiar.

Hasta el momento, parece que nada ha cambiado en relación a la pincelada experiencial tradicional, como se puede apreciar visionando algunas de las obras de Ramón Rivas; Atrapamiento Experiencial (2006), Puntadas sin Hilo (2006), Trasmutación Orgánica (2009).

Pero la adaptación específica de la teoría de la relatividad general a los conceptos y filosofía del Rivismo supone la incorporación de la Pincelada Experiencial n-Dimensional. Supongamos una pincelada múltiple compuesta por tres pinceladas espacio-temporales. De las cuales, la primera, pertenece a un objeto del siglo XII. La segunda a una espada del siglo XV y la tercera, a un tren del siglo XIX. Accedemos a la Estantería del Tiempo por medio del agujero de gusano y captamos las imágenes vivas de estos tres objetos tal como son en su época. La pincelada experiencial n-dimensional, la aplicamos en el lienzo que se encuentra en el siglo XXI.

El resultado final llega al agrupar estas tres pinceladas, captadas  en tres viajes al pasado,  programados en la misma fecha y hora, desde el espacio-temporal del siglo XXI. Para visualizar y comprender mejor este proceso, suponemos que en cada pincelada integrada al lienzo, hay una cámara digital que ha captado lo que ocurre en ese mismo instante en cada uno de los siglos analizados.

Para rematar la composición de la obra, se podrá incorporar un concepto matemático; la combinación o permutación en un espacio-tiempo n-dimensional. De esta forma, existirán infinitas combinaciones ordenadas o no, para agregar contenido al pincel experiencial. Y en el caso, de que cada pincelada insertada fuera un objeto-vídeo, el lienzo o soporte se convertirá en una obra multidimensional. Lienzo que  pasará a ser una piel viva; con pasado, presente y futuro al mismo tiempo. Sus células, serán  pinceladas experienciales cambiantes y  sincronizadas con ese espacio-tiempo. Dicha piel, latirá emocional y visualmente,  entrando en resonancia con la Sinfonía del Espacio-Tiempo n-Dimensional, cuya primera nota se escribió en el pentagrama cuando surgió el Big Bang.

 

Así de emocionante será crear y contemplar una de estas obras del Rivismo, en un escenario ya despejado de dudas, y teniendo como compañeros de viaje a  Albert Einstein y a los Agujeros Negros.

 

 

© Rivismo

 

Más artículos del Autor

 

Mutación Orgánica. Equilibrio de Energías y de Roles en el Rivismo

Escrito por ramonrivas 20-09-2011 en General. Comentarios (3)

 

 

 Esquema de distribución de Energías y Roles. Mutación Orgánica, Ramón Rivas 2009

 

 

En el Rivismo, la aplicación de Pinceladas Experienciales, permite conceptualmente, establecer Igualdades y Equilibrios entre los Elementos que participan en la obra. Sus características, funciones y roles pueden ser reasignados hasta conseguir una compensación total.

 

 

      El cuadro, Mutación Orgánica (Rivismo, Ramón Rivas 2009 / 195 x 195), sirve como modelo perfecto para explicar muchos de los conceptos que caracterizan al Rivismo y que tienen como principal protagonista sus Pinceladas Experienciales. Conceptos tales como: Igualdad y Equilibrio Experiencial, Empatía Experiencial y Lo Fuerte y lo Débil, entre otros.

 


     Entrando en el tema y más concretamente en el cuadro, la función con mayor potencia la desarrolla la rueda dentada, tipo engranaje. Su poder y función, se transmite al huevo que sufre una mutación orgánica y se va transformando poco a poco en rueda dentada. El propio elemento unicelular alimenta el depósito de combustible mientras dura el intercambio. El proceso de transmisión finaliza al establecerse el equilibrio entre ambos elementos. Como árbitro de la contienda, otra rueda de acero con cadena, contempla la evolución mutacional.
     También las chapas de hierro y cobre, reciben en forma de pequeñas ruedas dentadas, aportaciones del elemento principal, de tal forma, que en estos cuatro elementos (rueda-huevo-hierro-cobre), se establece un equilibrio de fuerzas y una reasignación de roles.
     Los tubos que ejercen la función de costuras, utilizan su condición hueca para facilitar el proceso entre estos materiales. Mientras tanto, las virutas existentes en estas uniones, y que son el resultado del intercambio energético-funcional, observan, como si de un río se tratase, los arcos de un supuesto puente que une sus orillas. Su color morado o malva, será el distintivo que acredite el final del proceso.
     El huevo frito que es blando y frágil, pasa a ser duro y con potencia similar a la rueda dentada. El elemento de mayor fortaleza, reparte en beneficio de los más débiles. En el proceso final se establece la Igualdad y Equilibrio, y todo esto, por la utilización conceptual de las Pinceladas Experienciales.
     En todo este proceso, los elementos orgánicos y materiales intervinientes, pasan por la fase de ponerse en el lugar del otro, como camino para alcanzar los objetivos marcados. La Empatía Experiencial es protagonista para realizar esta mutación orgánica y el equilibrio y la reasignación de roles.

     En cuanto al diagrama energético, la fuerza principal va desde la rueda hacia el huevo. Toda esta energía es distribuida también a los restantes elementos del cuadro, mediante un vector dirigido desde la escalera de caracol hasta el lucernario situado en la esquina superior derecha. Esta diagonal energética actúa como pulverizador, al interferir sobre la fuerza principal, difuminando el espectro energético hacia todos los puntos del cuadro.
     Lo fuerte cede sus funciones a lo débil, como hemos visto, la rueda dentada al huevo. También, en el caso de la garrucha de acero, que tiene unas fisuras y están reparadas por un elemento débil, el hilo. Igualdad Experiencial, hace su aparición conceptual, Lo Fuerte y lo Débil
, pasan a significar lo mismo.
     En el proceso final, se ve cómo a través de un túnel van pasando los elementos ya equilibrados y con los roles reasignados. Huevos con yemas de color morado, teñidos por el resultado compensatorio del hierro y cobre, pasan a transformarse en elementos principales tipo rueda-huevo, que se desplazan por un túnel construido por tubos huecos. De esta forma, todos los elementos que intervienen en la obra, tienden porcentualmente al mismo protagonismo.
     La composición de la obra, también se mantiene en equilibrio. Existe una compensación entre sus elementos en cuanto a tamaños, disposición, colores, luces y funciones. Cada elemento, mantiene las características instantáneas del mismo momento en que se captaron para integrarse al cuadro como Pincelada Experiencial.
     Por lo tanto, aportarán la luz, el brillo, las sombras,…etc., que tenían en el momento de dicha captación. De aquí, que en la composición general pueda denotar falta de lógica global. Pero es aquí en donde entra la filosofía del Rivismo. Cada pincelada incorpora fielmente al soporte, toda la información y experiencias vividas por elementos, dispositivos y materiales. La integración de las mismas al escenario se hace bajo esta premisa.
     El resultado final. Una obra cargada de energía, invisible para nosotros, pero que interacciona positivamente con los sentimientos del observador mientras pasea entre sus entrañas experienciales.

 

© Rivismo

 

 

Más información: http://www.rivismo.com/



EL GRITO DEL HUEVO. Reacciones sensibles en los Materiales

Escrito por ramonrivas 17-07-2011 en General. Comentarios (1)

 

 

 Montaje del Cuadro: El Grito del Huevo, Ramón Rivas 2006 con dos ampliaciones.

 

 

En el Rivismo, los sentimientos manifestados por elementos materiales, tienen un paralelismo respecto a los expresados por los humanos. Lo que sienten los materiales queda registrado en forma de una energía sin masa, y posiblemente, en una dimensión distinta a la espacio-temporal. Por este motivo, no podemos verlos, pero están presentes desde el momento en que se aplican las Pinceladas Experienciales.

 

 

¿Cómo no? Aquí están. Son como el arroz en la paella. Pero no tan sabrosos. Son los algoritmos, secuencias de instrucciones precisas que deben seguirse para realizar una tarea.

Imprescindibles a la hora de resolver problemas en programación, e incluso, aplicables al proceso de freír  un huevo. Por curioso o gracioso que parezca, para elaborar un huevo frito se debe seguir un plan bien estructurado; sacar el huevo de la nevera, colocar la sartén, poner el aceite, encender el fuego, calentar, comprobar la temperatura, cascar el huevo en un plato, echarlo en la sartén, esperar a que se fría, sacar…

Todo está a punto. Un ilusionado aprendiz, esquema en ristre, comienza el proceso. Paso por paso, ahora ya está el aceite a temperatura ideal. Antes de echar el huevo a la sartén, el afanado cocinero, intenta lavar el plato en donde vació previamente el huevo.

Abre el grifo del fregadero y qué sorpresa. El agua explota. El aire inesperado en la tubería expulsa con violencia el agua, con tan mala intención, que algunas gotas caen sobre el aceite caliente. Inmediatamente un grito elevó los decibelios de la cocina. El dolor viaja a través de su piel y aún…, el ingrediente no está en el aceite. Los algoritmos no previeron este accidente.

Este suceso, me hizo recapacitar. Si unas gotitas de agua sobre el aceite, produjeron tanto dolor. ¿Qué impresión reciben la clara y la yema cuando caen sobre el aceite humeante? ¿Qué ocurre en su estructura molecular? ¿Se produce dolor, aunque sea un dolor material?

Estos interrogantes son el aliciente  para que las Pinceladas Experienciales del Rivismo, entren en un mundo de elementos materiales con sus respectivas experiencias vividas y sus peculiares sentimientos. Quizás como unidades o partículas  de energías sin masa, invisibles, pero presentes en todas partes.

De aquí nace la obra de Ramón Rivas,  El Grito del Huevo, composición que reproduce de una forma casi humana, la horrible impresión que recibe un huevo a temperatura ambiente, al entrar en el aceite a una temperatura entre 120 y 180 grados.

La yema, se transforma en una cara material, con todos los signos de sorpresa, dolor y horror. Un rollo de manguera de presión, se transforma en dicha cara y sus ojos también adoptan las mismas facciones de la cara. Los sentimientos manifestados, se magnifican por la acción de  unos ojos que sienten empatía experiencial con la propia cara. Son clones provenientes del proceso cíclico, de una parte al todo y viceversa.

La clara, sufre también una reacción traumática. Su movimiento ondular, lucha desenfrenadamente para salirse de los límites de la sartén y en este caso, del lienzo. Transparencias en la clara permiten compartir experiencias y protagonismo con los otros materiales. Dejan ver a través de ellos el otro material, asumiendo sus experiencias. Esto tiene cariz de empatía. Y en este caso, empatía experiencial.

Mucha energía en los elementos con masa, compuestos por; plástico, caucho, hierro, madera, pintura, óxido,…etc. Y mucha energía invisible  proveniente de elementos o partículas sin masa, y que representan los sentimientos reactivos de los propios elementos materiales. Partículas sin masa que se pueden superponer entre sí e incluso posarse sobre las que sí tienen.

Los sentimientos viajan por todo el escenario compositivo. Sus energías, se distribuyen reforzando las zonas con menos energía  y compensando las zonas más saturadas a través de las rejillas. De esta forma, se equilibran las tensiones que la situación ha provocado en el espacio escénico.

¿Semejanzas entre los sentimientos producidos por elementos materiales y humanos? Quizás las haya, pero salvando distancias. Los de carácter humano; los interpretamos, los provocamos, los sufrimos, los compartimos,...etc.  Pertenecen a la dimensión espacio-tiempo. En el ámbito material, los sentimientos se alojan en una dimensión no reconocible por nosotros. Sin embargo, su energía sin masa y por tanto, invisible, acompaña como sombra, a la parte material que fue captada instantáneamente e incorporada a la obra, mediante la aplicación de Pinceladas Experienciales.

 

© Rivismo

 

Más información: http://www.rivismo.com/

 

Empatía Experiencial. Los Sentimientos de los Materiales en el Rivismo

Escrito por ramonrivas 15-07-2011 en General. Comentarios (0)

 

 Montaje: Fragmentos de obras del Rivismo, para mostrar la Empatía Experiencial

 

 

La empatía, tiene su ámbito de aplicación, en escenarios donde los actores son personas de carne y hueso. Pero no sólo eso. Son intérpretes vestidos de sentimientos que rellenan muchos capítulos en el guión que la propia vida se encarga de escribirles. Sentimientos propios y ajenos flotan buscando dónde alojarse. Cuantos más sentimientos ajenos comparta una persona, mejor será su relación con las portadoras de esos sentimientos.

 

 


   Todo esto podemos reforzarlo, incorporando algunas definiciones de la palabra empatía. Entre ellas:
   "Habilidad para percibir y comprender los sentimientos y emociones de otras personas. Supone el saber ponerse en lugar del otro para entender su punto de vista". "La empatía es el conjunto de capacidades que nos permiten reconocer y entender las emociones de los demás, sus motivaciones y las razones que explican su comportamiento"…etc.
   Sin embargo, no obtendríamos ningún resultado positivo si lo que buscásemos fueran los sentimientos y las emociones de elementos materiales y sus interacciones. Pero si tenemos en cuenta otra definición: "Una primera y muy general aproximación a la definición de empatía es que se trata de una forma de captación de la realidad experiencial del otro".
   Entonces, la situación cambia. En el Rivismo, las Pinceladas Experienciales basan su función en reunir experiencias vividas por elementos y materiales en general, y servir como materia pictórica para crear un cuadro repleto de dichas experiencias.
   Experiencias vividas, por materiales, objetos, dispositivos y otros, que en compañía del hombre, son testigos mudos de todo lo que acontece en el entorno. El espejo retrovisor del coche, por ejemplo, acaricia la cara del conductor, recoge todas sus instantáneas, sus gestos, sus estado de ánimo y su mirada. También recibe, como si de una película se tratase, todo lo que ocurre en los asientos traseros del vehículo. Actúa como una pantalla de cine, en donde se proyecta lo que pasa dentro del habitáculo y lo que los cristales dejan ver.
   En definitiva, este espejo es testigo de lo que sucede y como esponja, absorbe; historias, conversaciones, situaciones, sentimientos,…etc. Pero él mismo, también se transforma, se empaña, sufre los cambios atmosféricos y se desgasta. Experiencias externas e internas de este material que quedarán adheridas al cuadro en caso de ser utilizadas como Pinceladas Experienciales. Nosotros veremos una instantánea de dicho espejo, como pincelada.    Apreciaremos sus aspectos físicos y químicos pero no podremos captar sus sentimientos. Dichos sentimientos quedan registrados en una dimensión no reconocible por los humanos en forma de una energía sin masa y por lo tanto no visible. Todos estos conceptos son aplicables también a otros elementos: un motor de coche, un dispositivo, una chapa oxidada, un huevo frito, una brasa,…etc.
   Con estos conceptos metafísicos, construiremos transvases energéticos sin masa entre diversos elementos, de tal forma, que pueda establecerse un paralelismo con la empatía humana. Transvases que podemos ver en la obra de Ramón Rivas: El Grito del Huevo, en donde las transparencias permiten a ciertos materiales ser vistos a través de otros, y por lo tanto dejar pasar sus sentimientos a través del otro y ponerse en su lugar. En la zona de unión de las pinceladas experienciales, se producen intercambios y fusiones de experiencias materiales y por lo tanto de sentimientos (ver obras: Atrapamiento experiencial y Puntadas sin Hilo). De esta manera se puede entender el concepto de empatía experiencial.
   También en obras como; Complicidades o Mutación Orgánica, están presentes otros conceptos del Rivismo, como son la Igualdad Experiencial y el Equilibrio entre lo Fuerte y lo Débil. Una pompa de jabón protege a una chapa de acero y deja verla a través de ella. La burbuja recibe los sentimientos materiales de la chapa y se pone en su lugar. Un huevo frito, muy frágil, se pone en situación de una rueda dentada de acero, y en esta ocasión, se produce una transformación o mutación conforme se transfieren los sentimientos de la rueda hacia el huevo.
   Teniendo presente otro concepto más del Rivismo; De una parte al todo y del todo a una parte, es posible que la empatía experiencial, esté tanto en el Todo como en una de sus Partes. En la obra: El Grito del Huevo, los sentimientos reflejados en la yema de huevo,- que se representa en forma de cara-, tales como; impresión, dolor, horror.., son idénticos a los que tienen sus dos ojos. Los ojos son la clonación de la cara. En este caso, podemos hablar de una empatía interior, que traducida a los conceptos abstractos utilizados, ser trataría de una intra-empatía experiencial.
   Para entender mejor estos conceptos, el autor trabaja con cuadros de formato grande, con la intención de que sean paseables. El observador, tiene la opción de pasear por diversas partes de la obra y reconocer objetos y materiales incorporados mediante las Pinceladas Experienciales, tal como se captaron instantáneamente.
   Las experiencias vividas por estos elementos, transformadas en sentimientos, permanecen invisibles en forma de energía sin masa. Su comprensión será función de la información fidedigna que disponga el observador y de sus propias experiencias. De esta forma, será más fácil visualizarlos y poder establecer así, una corriente activa entre la empatía humana y la experiencial. Y en este caso, entre la obra y el observador.


© Rivismo

 

Más información: http://www.rivismo.com/