El Blog del RIVISMO. Las Pinceladas Experienciales en el Arte Contemporáneo del siglo XXI.

ramon

EL GRITO DEL HUEVO. Reacciones sensibles en los Materiales

Escrito por ramonrivas 17-07-2011 en General. Comentarios (1)

 

 

 Montaje del Cuadro: El Grito del Huevo, Ramón Rivas 2006 con dos ampliaciones.

 

 

En el Rivismo, los sentimientos manifestados por elementos materiales, tienen un paralelismo respecto a los expresados por los humanos. Lo que sienten los materiales queda registrado en forma de una energía sin masa, y posiblemente, en una dimensión distinta a la espacio-temporal. Por este motivo, no podemos verlos, pero están presentes desde el momento en que se aplican las Pinceladas Experienciales.

 

 

¿Cómo no? Aquí están. Son como el arroz en la paella. Pero no tan sabrosos. Son los algoritmos, secuencias de instrucciones precisas que deben seguirse para realizar una tarea.

Imprescindibles a la hora de resolver problemas en programación, e incluso, aplicables al proceso de freír  un huevo. Por curioso o gracioso que parezca, para elaborar un huevo frito se debe seguir un plan bien estructurado; sacar el huevo de la nevera, colocar la sartén, poner el aceite, encender el fuego, calentar, comprobar la temperatura, cascar el huevo en un plato, echarlo en la sartén, esperar a que se fría, sacar…

Todo está a punto. Un ilusionado aprendiz, esquema en ristre, comienza el proceso. Paso por paso, ahora ya está el aceite a temperatura ideal. Antes de echar el huevo a la sartén, el afanado cocinero, intenta lavar el plato en donde vació previamente el huevo.

Abre el grifo del fregadero y qué sorpresa. El agua explota. El aire inesperado en la tubería expulsa con violencia el agua, con tan mala intención, que algunas gotas caen sobre el aceite caliente. Inmediatamente un grito elevó los decibelios de la cocina. El dolor viaja a través de su piel y aún…, el ingrediente no está en el aceite. Los algoritmos no previeron este accidente.

Este suceso, me hizo recapacitar. Si unas gotitas de agua sobre el aceite, produjeron tanto dolor. ¿Qué impresión reciben la clara y la yema cuando caen sobre el aceite humeante? ¿Qué ocurre en su estructura molecular? ¿Se produce dolor, aunque sea un dolor material?

Estos interrogantes son el aliciente  para que las Pinceladas Experienciales del Rivismo, entren en un mundo de elementos materiales con sus respectivas experiencias vividas y sus peculiares sentimientos. Quizás como unidades o partículas  de energías sin masa, invisibles, pero presentes en todas partes.

De aquí nace la obra de Ramón Rivas,  El Grito del Huevo, composición que reproduce de una forma casi humana, la horrible impresión que recibe un huevo a temperatura ambiente, al entrar en el aceite a una temperatura entre 120 y 180 grados.

La yema, se transforma en una cara material, con todos los signos de sorpresa, dolor y horror. Un rollo de manguera de presión, se transforma en dicha cara y sus ojos también adoptan las mismas facciones de la cara. Los sentimientos manifestados, se magnifican por la acción de  unos ojos que sienten empatía experiencial con la propia cara. Son clones provenientes del proceso cíclico, de una parte al todo y viceversa.

La clara, sufre también una reacción traumática. Su movimiento ondular, lucha desenfrenadamente para salirse de los límites de la sartén y en este caso, del lienzo. Transparencias en la clara permiten compartir experiencias y protagonismo con los otros materiales. Dejan ver a través de ellos el otro material, asumiendo sus experiencias. Esto tiene cariz de empatía. Y en este caso, empatía experiencial.

Mucha energía en los elementos con masa, compuestos por; plástico, caucho, hierro, madera, pintura, óxido,…etc. Y mucha energía invisible  proveniente de elementos o partículas sin masa, y que representan los sentimientos reactivos de los propios elementos materiales. Partículas sin masa que se pueden superponer entre sí e incluso posarse sobre las que sí tienen.

Los sentimientos viajan por todo el escenario compositivo. Sus energías, se distribuyen reforzando las zonas con menos energía  y compensando las zonas más saturadas a través de las rejillas. De esta forma, se equilibran las tensiones que la situación ha provocado en el espacio escénico.

¿Semejanzas entre los sentimientos producidos por elementos materiales y humanos? Quizás las haya, pero salvando distancias. Los de carácter humano; los interpretamos, los provocamos, los sufrimos, los compartimos,...etc.  Pertenecen a la dimensión espacio-tiempo. En el ámbito material, los sentimientos se alojan en una dimensión no reconocible por nosotros. Sin embargo, su energía sin masa y por tanto, invisible, acompaña como sombra, a la parte material que fue captada instantáneamente e incorporada a la obra, mediante la aplicación de Pinceladas Experienciales.

 

© Rivismo

 

Más información: http://www.rivismo.com/

 

Empatía Experiencial. Los Sentimientos de los Materiales en el Rivismo

Escrito por ramonrivas 15-07-2011 en General. Comentarios (0)

 

 Montaje: Fragmentos de obras del Rivismo, para mostrar la Empatía Experiencial

 

 

La empatía, tiene su ámbito de aplicación, en escenarios donde los actores son personas de carne y hueso. Pero no sólo eso. Son intérpretes vestidos de sentimientos que rellenan muchos capítulos en el guión que la propia vida se encarga de escribirles. Sentimientos propios y ajenos flotan buscando dónde alojarse. Cuantos más sentimientos ajenos comparta una persona, mejor será su relación con las portadoras de esos sentimientos.

 

 


   Todo esto podemos reforzarlo, incorporando algunas definiciones de la palabra empatía. Entre ellas:
   "Habilidad para percibir y comprender los sentimientos y emociones de otras personas. Supone el saber ponerse en lugar del otro para entender su punto de vista". "La empatía es el conjunto de capacidades que nos permiten reconocer y entender las emociones de los demás, sus motivaciones y las razones que explican su comportamiento"…etc.
   Sin embargo, no obtendríamos ningún resultado positivo si lo que buscásemos fueran los sentimientos y las emociones de elementos materiales y sus interacciones. Pero si tenemos en cuenta otra definición: "Una primera y muy general aproximación a la definición de empatía es que se trata de una forma de captación de la realidad experiencial del otro".
   Entonces, la situación cambia. En el Rivismo, las Pinceladas Experienciales basan su función en reunir experiencias vividas por elementos y materiales en general, y servir como materia pictórica para crear un cuadro repleto de dichas experiencias.
   Experiencias vividas, por materiales, objetos, dispositivos y otros, que en compañía del hombre, son testigos mudos de todo lo que acontece en el entorno. El espejo retrovisor del coche, por ejemplo, acaricia la cara del conductor, recoge todas sus instantáneas, sus gestos, sus estado de ánimo y su mirada. También recibe, como si de una película se tratase, todo lo que ocurre en los asientos traseros del vehículo. Actúa como una pantalla de cine, en donde se proyecta lo que pasa dentro del habitáculo y lo que los cristales dejan ver.
   En definitiva, este espejo es testigo de lo que sucede y como esponja, absorbe; historias, conversaciones, situaciones, sentimientos,…etc. Pero él mismo, también se transforma, se empaña, sufre los cambios atmosféricos y se desgasta. Experiencias externas e internas de este material que quedarán adheridas al cuadro en caso de ser utilizadas como Pinceladas Experienciales. Nosotros veremos una instantánea de dicho espejo, como pincelada.    Apreciaremos sus aspectos físicos y químicos pero no podremos captar sus sentimientos. Dichos sentimientos quedan registrados en una dimensión no reconocible por los humanos en forma de una energía sin masa y por lo tanto no visible. Todos estos conceptos son aplicables también a otros elementos: un motor de coche, un dispositivo, una chapa oxidada, un huevo frito, una brasa,…etc.
   Con estos conceptos metafísicos, construiremos transvases energéticos sin masa entre diversos elementos, de tal forma, que pueda establecerse un paralelismo con la empatía humana. Transvases que podemos ver en la obra de Ramón Rivas: El Grito del Huevo, en donde las transparencias permiten a ciertos materiales ser vistos a través de otros, y por lo tanto dejar pasar sus sentimientos a través del otro y ponerse en su lugar. En la zona de unión de las pinceladas experienciales, se producen intercambios y fusiones de experiencias materiales y por lo tanto de sentimientos (ver obras: Atrapamiento experiencial y Puntadas sin Hilo). De esta manera se puede entender el concepto de empatía experiencial.
   También en obras como; Complicidades o Mutación Orgánica, están presentes otros conceptos del Rivismo, como son la Igualdad Experiencial y el Equilibrio entre lo Fuerte y lo Débil. Una pompa de jabón protege a una chapa de acero y deja verla a través de ella. La burbuja recibe los sentimientos materiales de la chapa y se pone en su lugar. Un huevo frito, muy frágil, se pone en situación de una rueda dentada de acero, y en esta ocasión, se produce una transformación o mutación conforme se transfieren los sentimientos de la rueda hacia el huevo.
   Teniendo presente otro concepto más del Rivismo; De una parte al todo y del todo a una parte, es posible que la empatía experiencial, esté tanto en el Todo como en una de sus Partes. En la obra: El Grito del Huevo, los sentimientos reflejados en la yema de huevo,- que se representa en forma de cara-, tales como; impresión, dolor, horror.., son idénticos a los que tienen sus dos ojos. Los ojos son la clonación de la cara. En este caso, podemos hablar de una empatía interior, que traducida a los conceptos abstractos utilizados, ser trataría de una intra-empatía experiencial.
   Para entender mejor estos conceptos, el autor trabaja con cuadros de formato grande, con la intención de que sean paseables. El observador, tiene la opción de pasear por diversas partes de la obra y reconocer objetos y materiales incorporados mediante las Pinceladas Experienciales, tal como se captaron instantáneamente.
   Las experiencias vividas por estos elementos, transformadas en sentimientos, permanecen invisibles en forma de energía sin masa. Su comprensión será función de la información fidedigna que disponga el observador y de sus propias experiencias. De esta forma, será más fácil visualizarlos y poder establecer así, una corriente activa entre la empatía humana y la experiencial. Y en este caso, entre la obra y el observador.


© Rivismo

 

Más información: http://www.rivismo.com/

El Rivismo, con la obra El Comunicador, presente en la XIX ART XXI de La Merced.

Escrito por ramonrivas 06-06-2011 en General. Comentarios (0)

 

El Comunicador, Ramón Rivas 2007

 

 

El Convento de La Merced de Ciudad Real, ha puesto en marcha el Proyecto XIX ART XXI Arte Contemporáneo para Castilla-La Mancha consiguiendo una exposición de carácter permanente, con una colección de arte contemporáneo de las más completas y de  mayor calidad de España. Cronológicamente, la colección se extiende desde finales del siglo XIX hasta los inicios del siglo XXI.

 

     Los responsables del proyecto han acertado en la puesta a punto tanto del espacio expositivo como de su contenido. Piezas de Salvador Dalí, Eduardo Chillida, Joan Miró, Antonio López, Antonio Saura, Tapies, Rafael Canogar, Palazuelo, Gordillo, Barceló,… La exposición acoge más de 200 obras y a través de ella, podemos hacer también, un viaje desde los inicios del Arte Contemporáneo en Castilla-La Mancha, como por ejemplo el academicismo de Andrade, hasta lo ultimísimo, adquirido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en certámenes, obras en depósito, cesiones, etc.

     Bajo este ambiente artístico es fácil sentir el espíritu de estos creadores que ponen su mundo al alcance  de los amantes del arte. Recorrer este espacio es como viajar en el tiempo, aterrizar en cada época  y asistir a una clase magistral.

     Clase magistral a la que se ha apuntado un inquieto periodista del espacio, que no ha dudado en alojarse en este ex convento y tratar de aportar y obtener información de todo lo acontecido a sus compañeros de sala y aportar experiencias de sus viajes a velocidades einstianas en un espacio en continua expansión.

     Se trata del protagonista de una obra de El  Rivismo. El Comunicador, es el equivalente a nuestros periodistas de  informativos, pero cuya audiencia está en todo el espacio, en satélites, planetas, estrellas, galaxias…etc. Su porte lleno de fantasía, arma su cuerpo utilizando conceptos básicos del Rivismo, de una parte al todo, y en este caso, su cabeza, tronco, manos, piernas y alas, nacen de una parte de un motor de coche y de un camión, para construir elementos corpóreos o técnicos. En su tronco quedan marcados sus abdominales con los colectores de un motor de camión. Estos órganos blandos en los humanos pasan a ser duros y fuertes, con lo que se produce un cambio de roles en cuanto a las funciones que debieran ejecutar estos músculos.

     Lo fuerte y lo débil, otra característica en la obra de Ramón Rivas, protagoniza esta construcción. Las Pinceladas Experienciales, también están presentes. En el escenario aparecen brasas, hierros, piedra, agua,...etc., aportando las experiencias vividas por estos elementos. Conceptos físicos, matemáticos e informáticos visten la composición de pinceladas conceptuales.

     Las noticias llegan a través de un  satélite,  cuyo cuerpo central, una esfera, es sustituida por un cubo, en cuyas caras viajan las noticias. Otra vez más, un cambio de roles. ¿Se trata de la cuadratura del círculo? En este caso, aparece la cubicación de la esfera.

     Colores cálidos y equilibrados, elementos integrados y roles redefinidos, garantizan un equilibrio tanto en el ámbito pictórico, como en el energético y en el funcional. De esta forma, el protagonista del cuadro, El Comunicador, flota silenciosamente gracias a una gravedad  también cómplice con todos estos conceptos.

 

© Rivismo 2011

 

 

Más información: http://www.rivismo.com/

 

Información sobre el Museo

Igualdad experiencial en el Rivismo.

Escrito por ramonrivas 15-01-2011 en General. Comentarios (0)

 

 

Igualdad experiencial

Rivismo. El equilibrio en las Pinceladas experienciales 

 

 

 

Fragmento de la Obra: Mosaico Experiencial (Rivismo. Ramón Rivas 2010)

 

 

      En el Rivismo, las pinceladas experienciales del artista plástico Ramón Rivas, constituyen la base de esta forma de expresión. Las pinceladas contienen experiencias vividas por; materiales, elementos, dispositivos,..etc.

       Dentro de los roles que desarrollan estos elementos, existe una jerarquía en cuanto a su poder, funcionalidad y protagonismo. Ingredientes suficientes para crear desequilibrios respecto a lo que representa el concepto de la igualdad.

      Igualdad que queda, esencialmente, en manos de dos conceptos; Lo fuerte y lo débil. En el Rivismo, las pinceladas experienciales aglutinan contenidos con unos elementos que manifiestan fortaleza, junto a otros que son débiles y frágiles.

      En definitiva, elementos-fuertes vs elementos-débiles. Un conocido tándem, proclive a discriminación, y que en el caso de esta propuesta artística, tiende a encontrar el equilibrio mediante una reasignación de roles.

      De esta manera nace el concepto de, igualdad experiencial. Elementos fuertes, por ejemplo; acero, hierro,..etc., son sustituidos funcionalmente por otros débiles o frágiles, como; burbujas, hilo, cuerda, papel, plástico, alimentos,.. y, viceversa. 

   Grietas en planchas de acero, reparadas con aguja e hilo. Un huevo frito que muta diente a diente en una rueda de engranaje y asume su funcionalidad. Tela o papel  junto a tornillos de acero, remaches, tubos,..etc. Pompas de jabón cubriendo motores, vehículos o planchas de acero corten.

      Cambios de roles, que se mueven bajo el principio físico acción-reacción. Lo fuerte frente a lo débil. Lo débil frente a lo fuerte. Reaccionan. Se funden. Se equilibran.

      Experiencias vividas por los elementos que intervienen en el escenario de la obra, plasmadas pictóricamente de tal forma, que equilibran las energías del lienzo y las que tienen los propios elementos que intervienen en el mismo.

 

      Estos conceptos, están reflejados en varios fragmentos de obras del Rivismo que se muestran a continuación;

 

    

 

 

Fragmento de la Obra: Complicidades  (Rivismo. Ramón Rivas 2009)

 

 

Fragmento de la Obra: Mutación orgánica (Rivismo. Ramón Rivas 2009)

 

 

Fragmento de la Obra: Uniones dentadas  (Rivismo. Ramón Rivas 2008)